4shared

Presidencia de CONICET recibió a representantes de la Red Argentina de Sociedades de Biociencias

Por - diciembre 17, 2013

El lunes 2 de diciembre representantes de la Red Argentina de Sociedades de Biociencias* se reunieron con autoridades de CONICET con la intención de establecer un diálogo que permita la discusión de las políticas que rigen el ámbito de la investigación en dicho organismo. Estuvieron presentes el Dr. Roberto Salvarezza y la Dra. Mirtha Flawiá (presidente y vicepresidente de CONICET), y representantes de siete sociedades de la Red: Héctor Targovnik (Sociedad Argentina de Investigación Clínica), Claudia Capurro (Sociedad Argentina de Fisiología), Norberto Iusem (Sociedad Argentina de Investigación Bioquímica), Guillermo Giambartolomei (Sociedad Argentina de Inmunología), Damasia Becu (Sociedad Argentina de Farmacología Experimental),  Gustavo Somoza (Sociedad Argentina de Biología) y Alejandro Schinder (Sociedad Argentina de Investigación en Neurociencias).

La Red propuso una temática que abarcó tres áreas fundamentales: recursos humanos, financiamiento, y equipamiento e  infraestructura. En cuanto a recursos humanos se planteó que las becas postdoctorales, que actualmente duran 2 años, deberían ser de mayor duración para permitir al joven investigador cambiar de laboratorio y/o tema de investigación para formarse en nuevas disciplinas o encarar proyectos competitivos y ambiciosos. Asimismo, la Red planteó que las comisiones asesoras en las diversas disciplinas deberían acordar criterios de evaluación más homogéneos y que dichos criterios sean de público conocimiento, aunque dichas comisiones deberían además contar con flexibilidad para evaluar con libertad casos especiales. Finalmente, se planteó que es necesaria una recomposición salarial tanto desde el punto de vista de un ajuste que compense los índices inflacionarios como una jerarquización de las diversas categorías de la carrera.

En lo que se refiere a financiamiento la discusión giró alrededor de subsidios, importaciones y viajes al exterior. Se planteó la necesidad de tener acceso a subsidios que permitan financiar completamente proyectos de investigación competitivos, y que a su vez los desembolsos puedan conseguirse en tiempo y forma para permitir su adecuada ejecución. En torno al mismo tema, se acordó que es de suma importancia conseguir mecanismos más eficientes en cuanto a tiempo y costos para permitir la importación de  equipamiento e insumos. Las autoridades expusieron la existencia de una oficina en CONICET para atender el tema de las importaciones, la Oficina de Control y Asistencia en Comercio Exterior (OCACE).

Uno de los principales objetivos de esta oficina es asistir a los responsables del Sistema de Importación y brindar la información requerida para enmarcar las operaciones en la legislación vigente, en lo concerniente a Exenciones Impositivas, Regímenes Aduaneros, Lavado de Dinero y Seguridad Pública.

La OCACE tiene presencia a nivel país a través de los responsables de realizar gestiones en los distintos Centros de Administración, como Centros Científicos Tecnológicos (CCT), Oficinas de Coordinación Administrativa (OCA), Unidades Ejecutoras (UE), entre otros. En consecuencia, todos aquellos investigadores e institutos que requieran realizar trámites relacionados al comercio exterior, deben dirigirse al centro administrativo más próximo, o bien continuar su gestión con quien la hubiesen iniciado. La OCACE también cumple con la misión de organizar capacitaciones para los Entes Autorizados a realizar gestiones en Comercio Exterior, en todo lo referente a Regímenes Aduaneros, Gestión en Comercio Exterior, Legislación Vigente y Normas de Gestión de compras (http://web.conicet.gov.ar/web/conicet.trabajar.investigador/ocace).

Sin embargo, acordaron que el tema era difícil y estaba inserto en dificultades generales para las importaciones.

En cuanto a los viajes al exterior y las compras en el exterior por tarjeta de crédito, se acordó explorar la posibilidad de cubrir con los subsidios de CONICET la porción impositiva (actualmente 35%) asociada a las compras con tarjeta de crédito.
Finalmente, se coincidió en la necesidad urgente de generar mecanismos que permitan adquirir equipamiento institucional de mediano costo, dado que gran parte del equipamiento existente se encuentra obsoleto y que hay una necesidad generalizada de adquirir tecnología contemporánea que permita a las distintas áreas del conocimiento producir resultados de alta calidad. Las autoridades indicaron que existe un plan específico del MINCYT que aborda esta problemática y apunta al lanzamiento de proyectos específicos para la compra de equipamiento de mediano porte.

Los representantes de la Red enfatizaron que la intención es trabajar conjuntamente con las autoridades para lograr los objetivos acordados. La reunión se llevó a cabo en un clima muy agradable y con el convencimiento mutuo de que todos los actores trabajan sobre objetivos comunes.

(*) La Red Argentina de Sociedades de Biociencias está integrada por:
Asociación Argentina de Bioinformática y Biología Computacional (A2B2C)
Asociación Argentina de Ciencias del Comportamiento (AACC)
Asociación de Investigación en Visión y Oftalmología (AIVO)
Sociedad Argentina de Biofisica (SABiofis)
Sociedad Argentina de Biología (SAB)
Sociedad Argentina de Botánica (SAB)
Sociedad Argentina de Farmacología Experimental (SAFE)
Sociedad Argentina de Fisiología (SAFIS)
Sociedad Argentina de Fisiología Vegetal (SAFV)
Sociedad Argentina de Genética (SAG)
Sociedad Argentina de Inmunología (SAI)
Sociedad Argentina de Investigación Bioquímica (SAIB)
Sociedad Argentina de Investigación Clínica (SAIC)
Sociedad Argentina de Investigación en Neurociencias (SAN)
Sociedad Argentina de Microscopía (SAMIC)
Sociedad Argentina de Virología (SAV)
Asociación de Biología de Tucumán